Próximas lecturas

Febrero: Adolfo Bioy Casares (Argentina)
Encuentro: Febrero 12

Libro a leer: La invención de Morel (novela)


Un fugitivo acosado por la justicia llega en un bote de remos a una isla desierta sobre la que se alzan algunas construcciones abandonadas. Pero un día, ese hombre solitario siente que ya no lo es, porque en la isla han aparecido otros seres humanos. los observa, los espía, sigue sus pasos e intenta sorprender sus conversaciones. Ése es el punto de partida del misterio, del tránsito continuo de la realidad a la alucinación, que poco a poco lleva al fugitivo hasta el esclarecimiento de todos los enigmas.Este libro puede compararse, por derecho propio, con los relatos más perfectos de Edgar Allan Poe. Su trama ingeniosa, sabiamente desplegada y, sobre todo, la admirable originalidad de la idea en torno a la cual gira la acción, han convertido a La invención de Morel en una de las obras maestras indiscutibles de la literatura fantástica.

Adolfo Bioy Casares (Buenos Aires 1914 - 1999). Fue el único hijo de Adolfo Bioy y Marta Casares. Cursó parte de sus estudios secundarios en el Instituto Libre de Segunda Enseñanza de la Universidad de Buenos Aires. Luego, ingresó y dejó las carreras de Derecho, Filosofía y Letras, tras la decepción que le significó el ámbito universitario, se retiró a una estancia - posesión de su familia - donde, cuando no recibía visitas, se dedicaba casi exclusivamente a la lectura, entregando horas y horas del día a la literatura universal. Entre los veinte y los treinta años, ya manejaba con fluidez el inglés, el francés (que hablaba desde los cuatro años), el alemán y, naturalmente, el español. El año 1932 conoce, en casa de Victoria Ocampo, a Jorge Luis Borges, quien se convertirá en su amigo inseparable y una influencia decisiva. Con quien escribirá en colaboración varios relatos policiales con el seudónimo de Bustos Domeqc. En 1934 conoce a Silvina Ocampo, con quien se casa en 1940, el mismo año en que publica "La Invención de Morel", un clásico de la literatura contemporánea. Entre sus premios y distinciones se destacan:  Gran Premio de Honor de la SADE (1975), miembro de la Legión de Honor de Francia (1981), nombrado como Ciudadano Ilustre de Buenos Aires (1986) y el Premio Cervantes (1990).




Marzo: Aroa Moreno (España)

Encuentro: marzo25


Libro a leer: La hija del comunista (novela)


Una novela íntima y política que narra la vida de una familia de emigrantes españoles en la Alemania del Este y dibuja el Berlín oriental, una ciudad permanentemente alerta desde los ojos de una niña que crece.Berlín, 1956. La tarde con más frío de todo el invierno, las manos de una niña se ensucian de carbón. Berlín, 1958. En esas mismas manos hay un secreto o un recuerdo, una insignia con tres letras grabadas: PCE. Berlín, 1961. La sangre de las sardinas ha quedado al otro lado porque un muro ha partido la ciudad en dos. Berlín, 1968.¿Has pensado en lo que significa estar aquí para siempre? Berlín, 1971. Qué cosas se llevan en los viajes, cuando se huye, cuando no será posible un regreso.La vida de Katia podría haber sido contada de muchas formas, pero la prosa de Aroa Moreno Durán, incisiva y brillante, nos la cuenta de este modo: devolviendo la belleza al peso de la Historia.

Aroa Moreno Durán (Madrid, 1981). Estudió Periodismo en la Universidad Complutense, especialista en Información Internacional y Países del Sur. Ha publicado los libros de poemas Veinte años sin lápices nuevos (Alumbre, 2009) y Jet lag (Baile del Sol, 2016). Es autora de las biografías de Frida Kahlo, Viva la vida, y de Federico García Lorca, La valiente alegría (ambas en Difusión, 2011). La hija del comunista es su primera novela y con ella ganó el Premio El Ojo Crítico de Narrativa en 2017.
 

Abril: Margo Glantz (México) 
Encuentro: Abril 8

Libro a leer: Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador


Todo acto de escritura es un acto de destrucción, y todo escritor se destruye a sí mismo al cortar paño sobre su propio traje, o al desgarrarlo en el acto mismo de la autobiografía. Pero ¿se tratará en verdad de una autobiografía? Nora García, la protagonista de esta Historia y de otras más (El rastro, por ejemplo), es una mujer que experimenta el mundo a través de su cuerpo y de otras nimiedades; es más, se conecta con él desde la punta de los pies, y si éstos van calzados con zapatos de diseñador, el camino por andar se vuelve menos arduo.

Margo Glantz (Ciudad de México) ha obtenido las becas Guggenheim y Rockefeller, el Premio Universidad Nacional y el Premio Nacional de Literatura. Es profesora emérita de la UNAM y ha sido profesora visitante en varias universidades: La Jolla, Yale, Princeton, Berkeley, Londres, Siena, Harvard, Barcelona, Buenos Aires, Viena, Río de Janeiro, Berlín, etc. Ha publicado numerosos ensayos sobre literatura comparada y mexicana. En miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y columnista en varios periódicos y revistas, como La Jornada.


Mayo: Carlos Montenegro (Cuba)

Encuentro: mayo 6

Libro a leer: Hombres sin mujer (novela)

Esta es la primera novela de la literatura en lengua española que presenta el tema de la homosexualidad en las cárceles de hombres donde estos conviven sin mujer, al calor del trópico y bajo el salvaje dictado de su sexualidad. Montenegro entró en prisión a los 19 años por un hecho de sangre. Este contacto temprano con un ambiente tan adverso marcó su carácter y determinó su vocación narrativa. Fue un escritor hijo del presidio. Gracias a sus cuentos, publicados en la prensa cubana de su época, ganó notoriedad literaria y también su libertad.

Esta novela cuenta el drama de un presidiario de poca cultura, quien pese al contexto en que está forzado a sobrevivir mantiene intactos sus valores morales hasta que el ingreso en prisión de un adolescente hermoso e indefenso pone en crisis sus convicciones con el brote de una nueva sensibilidad, sorprendente para él. La pieza, de trágico final ofrece un cuadro realista y una tesis sobre la condición humana, al tiempo que logra transmitir la zozobra de una reclusión que debía conducir a la reeducación del individuo y lejos de este objetivo lo destruye como ser humano.

Carlos Montenegro (Caramiñal, Galicia, 1900). A los siete años emigró a Cuba junto con su familia. Cursó sus primeros estudios en un colegio religioso de Guanabacoa. Luego por necesidades económicas sus padres decidieron trasladarse a Argentina, donde la familia residió durante once meses. A los catorce años, Montenegro se alistó como grumete en un barco de cabotaje, La Julia, bajo la supervisión del expatrón de su padre en Galicia. A partir de entonces hizo vida marinera en diversas compañías de navegación y por puertos de Centroamérica, México, Cuba, Estados Unidos y Canadá. Estuvo preso en Tampico, en pleno apogeo de la Revolución Mexicana, pues fue acusado de ser agente estadounidense y de pretender vender las pistolas del barco donde trabajaba a un armero de la ciudad. Finalmente consiguió escapar, y a partir de entonces desempeñó numerosos oficios (marino, obrero fabril, minero) lo cual le aportó experiencia que luego aprovecharía en sus narraciones.  


Junio: Rosa Chacel (España)

Encuentro: mayo 6


 Libro a leer: Memorias de Leticia Valle (novela)
La capacidad para captar la atención de los demás y jugar con sus pasiones centra la narración de Leticia Valle, a punto de cumplir los doce años y recién descubierta una libertad que antes no tenía. A través de jirones de su memoria, Rosa Chacel traza un retrato magistral en el cual revela, en palabras de Andrea Jeftanovic, la sensualidad de una preadolescente y lo que esto supone para ella. Memorias de Leticia Valle es una novela bella e inquietante, en la que aquello que no se dice toma más fuerza que lo dicho.
Rosa Chacel (Valladolid 1898 – Madrid 1994). Es autora de una de las obras más singulares de la literatura española, tanto en narrativa como en ensayo y poesía. Teresa, Memorias de Leticia Valle o La sinrazón son algunas de sus novelas más significativas, así como la trilogía iniciada con Barrio de Maravillas, los cuentos reunidos en Ícada, Nevda, Díada y el ensayo Saturnal. Testigo de los grandes acontecimientos del siglo XX desde distintos emplazamientos, Chacel dedicó gran atención a su correspondencia. La que mantuvo con Ana María Moix en su exilio brasileño fue de las más apasionantes y le motivó, en sus propias palabras, a escribir cartas realmente debidas. Obtuvo en 1988 el Premio de las Letras Españolas por el conjunto de su obra, y un año después, en 1989, la Universidad de Valladolid le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Falleció en Madrid en 1994 y está enterrada en el Panteón de Personas Ilustres del Cementerio El Carmen de Valladolid.