jueves, 26 de marzo de 2015

Alejo Carpentier (Cuba)

En marzo-abril estamos leyendo a Alejo Carpentier (Cuba)
Libro a leer: El reino de este mundo


Novela calificada por Mario Vargas Llosa como «una de las más acabadas que haya producido la lengua española», el reino de este mundo recrea de forma incomparable los acontecimientos que, a caballo entre los siglos XVIII y XIX, precedieron y siguieron a la independencia haitiana. Estimulado por la prodigiosa historia original y valiéndose de un magistral dominio de los recursos narrativos, Alejo Carpentier (1904-1980) embarca al lector, merced al poder de su palabra, en un mundo exuberante, desaforado y legendario en el que brillan con luz propia el «licántropo» Mackandal, en quien se conjugan la rebelión popular y los poderes sobrenaturales, y el dictador Henri Christophe, quien alumbró en su palacio de Sans-Souci y la ciudadela de La Ferrière arquitecturas dignas de Piranesi.

Primeras líneas:

Entre los veinte garañones traídos al Cabo Francés por el capitán de barco que andaba de media madrina con un criador normando, Ti Noel había elegido sin vacilación aquel semental cuadralbo, de grupa redonda, bueno para la remonta de yeguas que parían potros cada vez más pequeños. Monsieur Lenormand de Mezy, conocedor de la pericia del esclavo en materia de caballos, sin reconsiderar el fallo, había pagado en sonantes luises. Después de hacerle una cabezada con sogas, Tí Noel se gozaba de todo el ancho de la sólida bestia moteada, sintiendo en sus muslos la enjabonadura de un sudor que pronto era espuma ácida sobre la espesa pelambre percherona. Siguiendo al amo, que jineteaba un alazán de patas más livianas, había atravesado el barrio de la gente marítima, con sus almacenes olientes a salmuera, sus lonas atiesadas por la humedad, sus galletas que habría que romper con el puño, antes de desembarcar en la Calle Mayor, tornasolada, en esa hora mañanera, por los pañuelos a cuadros de colores vivos de las negras domésticas que volvían del mercado.

Alejo Carpentier (La Habana, 1904 - París, 1980). Escritor cubano. Hijo de un arquitecto francés y una profesora rusa, inicia estudios de arquitectura en 1921, que abandona para ejercer como periodista en la revistas Hispania, Social y Carteles, destacando también como musicólogo. En 1924 es nombrado redactor jefe de la revista Carteles. Encarcelado en 1927 por su actividad política de oposición al dictador Machado, en 1928 abandona Cuba para establecerse en París donde realiza actividades relacionadas con la música y es corresponsal de diversas revistas culturales cubanas. Entre 1945 y 1959 vive en Venezuela, para volver a instalarse en Cuba tras la Revolución Cubana. A partir de ese momento desempeña varias responsabilidades: director de la Editora Nacional, vicepresidente del Consejo Nacional de Cultura, consejero cultural en diversas capitales. Sus últimos años los pasa como funcionario diplomático en la embajada de París. Su primera novela ¡Ecué-Yamba-Ó! fue publicada en Madrid en 1933 aunque la que marca su madurez literaria es El reino de este mundo. Otras novelas importantes son: Los pasos perdidos (1953), El siglo de las luces (1962), Concierto barroco (1974), El recurso del método (1974), La consagración de la primavera (1978) y El arpa y la sombra (1979)

No hay comentarios:

Publicar un comentario